Noticias

Las Concept Bikes TFC de Triumph en EICMA

La firma británica inicia una competición para decidir cuál de sus dos preparaciones es la Bonneville definitiva.

La Triumph Bonneville ha sido desde sus inicios, allá por 1959, la moto por excelencia para preparadores de motos de medio mundo. Incluso la propia marca ha presentado a lo largo del tiempo ediciones especiales e inolvidables de la icónica Bonnie. Sin embargo, la firma de Hinckley ha ido un paso más allá y ha reunido dos equipos de trabajo de la propia fábrica para dar vida a sus Concept Bikes TFC (Triumph Factory Custom): TFC1 – Bobber y TFC2 – Scrambler, presentadas en EICMA. Entre ambas se inicia así una competición que acabará por decidir cuál de ellas encarna mejor el espíritu legendario e incombustible del modelo.

La idea de enfrentar a dos equipos en una competición de preparaciones no es nueva, pero siempre da como resultado unas motos imponentes. Si ambos equipos están formados por voluntarios de la fábrica de Hinckley y se les encarga diseñar y construir la Bonneville definitiva, podemos dar por sentado que la rivalidad va a ser encarnizada. En mayo de 2014 se invitó a un grupo de empleados de varios departamentos a crear dos equipos de trabajo para una competición de personalización de motos en conmemoración a la legendaria Bonneville con un objetivo claro: aplicar el talento interno, la experiencia, los conocimientos, la habilidad y la pasión de la Fábrica en crear dos motocicletas que quitasen el hipo. Observa el resultado en este vídeo.

A cada equipo se le entregó una Bonneville nueva como base para hacer realidad su sueño y se estableció que ambas motos deberían presentarse en Milán el 4denoviembre de 2014. Las dos monturas, TFC1 – Bobber y TFC2 – Scrambler ya han hecho su puesta de largo en EICMA y, a partir de ahora, comienza la competición de preparaciones TFC (Triumph Factory Custom Build-Off) para que todos los apasionados de la marca voten por su favorita y elijan a la ganadora a través de la web de Triumph y las redes sociales. El equipo ganador verá su obra expuesta en el Salón de Birmingham “Motorcycle Live”.

TFC1 – Bobber: virtuosismo contemporáneo con tintes clásicos.

El término “Bobber” evoca instantáneamente líneas puras, equipamiento en su mínima expresión y una sensación de conducción intensa y sin edulcorar. Para el equipo TFC1 todo esto no era suficiente, por lo que decidieron llevar la filosofía Bobber hasta los límites de lo imaginable para construir la Bonneville custom definitiva.

Ndp_Triumph_TFC1_05bEl increíble trabajo de ingeniería que ha incorporado el equipo a la sinuosa TFC1 – Bobber pasa por un chasis rígido de doble tubo con basculante monobrazo, una suspensión delantera con horquilla Fox Factory ajustable desde el manillar, una pinza de freno delantera de cuatro pistones y un motor con los cilindros invertidos. Los elementos estructurales del chasis se han unido mediante un adhesivo especial para lograr un acabado pulcro y sin soldaduras. Además, el tradicional asiento monoplaza de posición ajustable cuenta con un amortiguador Fox e integra luces LED Radianz que potencian su esencia contemporánea sobre una base clásica que se ve reforzada por sus ruedas de radios y sus elegantes escapes de acabado cepillado. Para poder dotar a esta bella máquina de la electrónica actual, el equipo dio con una inteligente solución: incorporar el depósito de la Bonneville del 69, dividido en dos para el mercado americano y utilizar una mitad para el circuito eléctrico y otra para el combustible.

La obsesión por los detalles y el tremendo esfuerzo tecnológico desplegados sobre la TFC1 – Bobber la convierten en la mezcla perfecta de pasado y futuro: una Bonneville con tecnología moderna que conmemora la tradición de Triumph a la vez que lleva el arte de personalización contemporánea a un nuevo nivel.

TFC2 – Scrambler: más potencia, menos peso

La fiebre por las personalizaciones de motos ha originado un creciente interés en las creaciones basadas en las agresivas versiones off road de motos de carretera de serie: la míticas Scramblers. La idea del equipo TFC2 a la hora de concebir su pulida máquina ha sido crear una montura neo-retro que encarne su ansia de prestaciones, maniobrabilidad y capacidad off-road con la tecnología actual. Crear la madre de todas las Scrambler. La máxima: reducir el peso y aumentar la potencia, un enfoque que se ha tenido que encajar con las geometrías y recorrido de las suspensiones de una moto de cross moderna para lograr una parte ciclo tan formidable como el motor.

Ndp_Triumph_TFC2_05Para ofrecer mayor ligereza a su creación, el equipo ha reemplazado el chasis de acero por uno de aluminio y titanio. La guinda de este hermoso chasis es una pequeña licencia en la obsesión por bajar el peso: el basculante de la Speed Triple, que se ha invertido y se le ha aplicado un acabado perfecto que realza su imagen y hace una clara referencia a su linaje Triumph. Este detalle, junto con el uso de un solo amortiguador, acerca la moto a la idea original de una moto de cross moderna. El elegante y agresivo aplomo de la Scrambler se hace aún más patente con las piezas del carenado en material compuesto: un depósito fabricado al 100% en fibra de carbono (un tercio del peso del original), al igual que los guardabarros y otras piezas.

Para dotar a la TFC2 – Scrambler de una mayor potencia, se ha rebajado la culata y se han añadido unas válvulas más grandes, así como los cuerpos de mariposas de la Daytona. Además, se han instalado unas toberas de admisión de aluminio y se ha diseñado un árbol de levas de gran recorrido, más cercano al de la Daytona. Semejante ejercicio de ingeniería permite a la TFC2 – Scrambler ofrecer una potencia de motor un 25% mayor, a la altura de su nueva parte ciclo. Para transmitir esta potencia al terreno, la nueva montura calza unas llantas Kineo de 17 pulgadas con neumáticos de sección 130 delante y 180 detrás, con las que la TFC2 – Scrambler se convierte en toda una máquina devora-pistas al estilo Supermoto.

Vota cuál es la Bonneville personalizada definitiva

La TFC1 – Bobber y la TFC2 – Scrambler se han creado a base de horas de pericia, conocimientos, desafío y pasión. Ambas representan distintas visiones del diseño basado en las Bonneville. ¿Cuál ganará? Visita la sección Triumph Factory Custom de la web de la marca para ver los vídeos individuales de cada moto, leer más detalles y votar por tu favorita a través de Facebook antes del miércoles 26 de noviembre a las 9 de la mañana.