Noticias

TRIDAYS

España conquista Inglaterra en Neukirchen

El décimo aniversario de Tridays tuvo un especial acento español

La tierra del Apfelstrudel acoge cada año, desde hace una década, el evento con más apasionados de Triumph por metro cuadrado a nivel internacional. En su décima edición, el pueblo tirolés de Neukirchen se ha llenado durante tres días con más de 30.000 visitantes, amantes de las dos ruedas en general y de la firma británica en particular. Un fin de semana, del 25 al 28 de junio repleto de actuaciones en directo, comida, bebida, grandes sensaciones con las carreras vintage de 24 minutos, rutas, el “muro de la muerte”, exhibiciones de stunt y la siempre esperada presentación de la Triumph especial de cada edición.

Son muchos los enamorados de las dos ruedas que se desplazan cada año desde toda Europa hasta los Alpes para no perderse la batería de acciones y el gran ambiente que se respira durante estos días veraniegos en Tridays. Este año, se ha demostrado una vez más que la pasión por las motos mueve montañas y se han superado las cifras de asistencia de años anteriores. Quizá sea por los paisajes, por el rock, por las bellas carreteras o por tomar el sol como una leyenda del motociclismo inglés junto a otros de otros 17 países. Lo que sí es seguro es que esta edición, la décima ya, ha transcurrido con un marcado acento español. Podéis ver aquí un video resumen del evento.

Uno de los momentos más importantes de Tridays fue la presentación de la Triumph Anniversary de la edición 2015. Manteniendo la intriga hasta el final, la preparación Triumph de los españoles Fuel Bespoke Motorcycles bajaba “desde el cielo” en una enorme caja y era desvelada por los bobbies que siempre hacen la ronda por Neukirchen. La Thruxton TRITEN de 2015, bautizada así para celebrar el décimo aniversario de Tridays, se inspira en el carácter y la potencia bruta de las motos de dirt track y de speedway clásicas.

Esta moto, que parte de la base de una Thruxton 2013, ha tomado la esencia y apariencia de una auténtica Flat Track. Su constructor, Karles Vives, acostumbrado a personalizar BMW’s, puede que se haya enamorado de la firma británica con su nueva creación. Una Triumph simple, sencilla y totalmente diferente; ese era su desafío. Desde el inicio del proyecto la idea era hacer una moto de líneas clásicas y estilo Old School. Para ello Fuel Motorcycles ha hecho algunas llamativas modificaciones a la moto como por ejemplo: el cambio de la óptica frontal, el nuevo manillar tipo Drag, el subchasis recortado y el nuevo depósito, asiento y guardabarros trasero personalizados al estilo Speedway. Además, se han eliminado los silenciosos de los escapes y han añadido filtros de aire de competición. Una moto que, como pretendía Karles, mantiene la esencia de las motos: dos ruedas, chasis, motor y poco más. No os perdáis el vídeo.

Junto a ella, otra preparación de Palatina Dreambikes & Parts, bautizada como T15, también brillaba con luz propia en estos paisajes alpinos. Con origen alemán, esta Triumph mantiene la esencia británica con su motor y parte del chasis, pero el resto de piezas se han diseñado específicamente en aluminio y carbono para el deleite de quien la pilote. Un ejemplo claro, que podemos ver en este vídeo, de que con pasión y un poco de conocimiento se pueden hacer obras de arte sobre base Triumph que conjugan tradición y tecnología con un estilo inconfundible.

Ambos modelos son un ejemplo claro de las grandes posibilidades de personalización que ofrecen las Triumph. De hecho, un año más, las propias carreteras de Neukirchen han sido la pasarela perfecta para lucir otras llamativas customizaciones británicas, incluyendo las propias preparaciones de los asistentes a Tridays.

Además, este año como novedad, se celebró por primera vez la carrera de los “24 minutos de Le Brée”. Apasionantes piques entre motos “Skyteam ACE” de 125cc y 12CV convenientemente restauradas y preparadas para la ocasión. En estas “mini carreras de resistencia” a la antigua usanza, compiten 10 equipos de dos integrantes cada uno en un circuito de los más ratonero, con salida tipo “Le Mans” y al menos un cambio obligatorio de piloto. Entre gasolina y flejes de paja, los pilotos retoman la esencia de las carreras urbanas y la diversión sobre dos ruedas, ya que al contrario que en la mayoría de las carreras, hay un jurado que elige a los ganadores teniendo en cuenta varios criterios aparte de la posición en la que cada equipo termina la carrera: desempeño general, vestuario, diseño del box y estilo.

Junto a todo ello, no podía faltar un extenso programa de actividades que no dio un sólo segundo para el aburrimiento durante los tres días del evento: conciertos, pruebas de conducción, stunt show con Kevin Carmichael, zona comercial y gastronómica, “muro de la muerte” y un ambiente único.

Tridays 2015 cierra sus puertas con todo un cúmulo de sensaciones y experiencias que quedan a buen recaudo en la mente de los más de 30.000 asistentes y en las miles de fotos y videos realizados durante el evento. De momento y mientras llega la siguiente edición, del 23 al 26 de junio de 2016, podemos disfrutar del legado gráfico del décimo aniversario del mayor evento de Triumph.